No muy querido Lobo Feroz,

He visto llorar ami Caperucita por ti. Por favor aléjate. Tu no eres vegetarianos. Nadie cambia. Solo se portan distinto, hasta conseguir lo que quieren. Debí quemar quemar tus cartas y decirle a mi nieta que una bala de plata te mató. ¿Si ya estabas con Blancanieves, por qué regresas? El bosque es inmenso. Ya tomaron rumbos distintos. No hagas que hable con el cazador y llévate tus mentiras lo mas lejos que puedas.

Respetuosamente,
La Abuelita.

Anuncios

Querida Caperucita,

No puedo decirte que alejarme fue un error. No sabía nada de ti y tu abuelita me dijo que me habías olvidado. Mis noches eran tuyas aunque no podía quitarle a mi piel, las ganas de borrarte. Blancanieves supo cuidarme pero yo quería morir a tu lado. ¿Quisieras tomar un café? Prometo mantener mis garras en mis bolsillos.

A la espera de tu respuesta,

El Lobo Feroz.

Amado Lobo Feroz,

Mi abuelita escondía todas tus cartas. Recién las leo y te escribo para decirte que siempre te amé. Todos me decían que tus mentiras me matarían y que sólo querías darle a tus garras un final en mi piel. Entiendo lo de Blancanieves, yo también trate de olvidarte pero mi corazón le daba la espalda a todos mis intentos. Ojalá pueda saber mas de ti porque tu silencio solo aumenta mi agonía.

Simplemente tuya,

Caperucita Roja

Querida Blancanieves,

Ha pasado el tiempo pero mi corazón nunca avanzó. Te agradezco por no juzgarme ni preguntar por mi pasado. Sin embargo, has leído el cuento y sabes que el final no tiene un- y vivieron felices para siempre-. Nos arriesgamos, nos amamos y no puedo decir que por un momento, llegué a creer que esto funcionaría. Gracias por entenderme y enseñarme que aunque de las heridas quedan cicatrices, el dolor no es para siempre.

Con cariño,

El Lobo Feroz

Estimada Caperucita,

Ya no puedo llamarte amada por respeto a mi presente. El tiempo pasó y nunca me quisiste escuchar. Un día de esos tanto que pasaba perdido en el bosque, pensé que eras tú, una chica que ví con una capa roja y me acerqué con la ilusión que me llevaba volando. Era Blancanieves. Nos estamos conociendo. No sabe todo lo que dicen de mi y piensa que soy lindo. Espero que estés bien y te deseo lo mejor en tu nueva relación.Ya no puedo decirte que soy tuyo aunque aún tienes una parte de mi.
Saludos,

El Lobo Feroz

Amada Caperucita,

Tomé una manzana de tu canasto. Me cansé de esperarte. Tenias que creerme y no dejarme abandonado en la casa de tu abuelita. La cama se enfrío y me fui al bosque. Ya no pueden matarme con una bala de plata en el corazón. Tu te encargaste de quitármelo. No se donde lo dejaste aunque si lo encuentro, no creo que lo ocupe.

Siempre tuyo,

El Lobo Feroz

 

 

Amada Caperucita,

Al principio solo quería comerte. Era mi carne la que pedía la tuya. Luego conocí lo que esa capa roja esconde y me enamoré de mi víctima. Yo no maté a tu abuelita. Ella se escapó con el cazador y están viviendo juntos en el bosque. No soy tan malo. Los lobos podemos cambiar. Ya soy vegetariano y estoy ayudando a los 3 chanchitos en la construcción y arquitectura. Te invito un café mañana y luego vemos que pasa.

sinceramente tuyo,

El Lobo Feroz 

Mensaje de bienvenida

Te doy la más cordial bienvenida a mi blog, un medio para expresar mi pensamiento y puntos de vista, al tiempo de darme la oportunidad de conocer tus ideas e inquietudes.Vivimos en un mundo lleno de contradicciones y desacuerdos. Pienso que es bueno que haya puntos de vista distintos y hasta divergentes, y que, aun en la diversidad, cada persona ponga empeño en entender al otro y en lograr la mayor armonía posible. Al escucharnos los unos a los otros, abrimos la posibilidad al mutuo conocimiento y a la comprensión.Por este medio te mantendré al tanto de mis actividades, mis proyectos, y mis ideas. Gracias por tu visita, tu persona es siempre bienvenida.escribir3